">

Blog de SuConsulta.com

Algunas reflexiones sobre temas frecuentemente presentes en nuestras consultas

Me gusta la gente capaz de entender que...

"Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón". (Mario Benedetti)

Compartir:

El escritor y poeta uruguayo Mario Benedetti nos resume con claridad una conflictiva frecuente a nivel emocional: introducir raciocinio donde antes se anticipó, se introdujo y ya domina: el corazón.

Muchos pacientes llegan furiosos a terapia diciendo: "¡ya mismo quiero borrar de mi vida a cierta persona! ... ¡por favor psicóloga, que el objetivo principal de mi terapia sea volver a ser la persona libre y segura que era antes!... ya no quiero sentir nada por ésta otra persona... enséñeme a poder vivir sin estar pendiente de ella, sin necesitarla tanto".

Es todo un milagro contener la sonrisa... porque el psicólogo sabe que para poder soltar lo que emocionalmente ya clavó bandera en el interior... se necesita no solo tiempo sino un profundo esfuerzo de la persona para trabajar en ella misma... en su pasado, en los aspectos personales que se resisten a soltar la mano de esa persona... los afectos y las emociones no piden permiso, llegan, entran, y ¡se sienten!... la tarea no es tan sencilla como ellos pretenden verla.

No podemos "sacar de la cabeza, aquello que no sale del corazón"... para poder romper esa cadena y liberarnos... y reconstruirnos, y sentirnos fuertes y seguros de nuevo... se necesita transitar por ciertos caminos del interior.

La razón no tiene nada que ver con el sentimiento.

Querer involucrar a la razón en las emociones, es como intentar mezclar el aceite con el agua...se vuelve un imposible. Por más esfuerzo que pongamos en revolver los dos líquidos... apenas nos detenemos, se vuelven a separar... cada uno vive por su cuenta, y si bien muchas veces se complementan, y la razón se introduce por sutiles filtros en el sentimiento, y el sentimiento invade sin permiso ocasionalmente a la razón... aún así... siempre se separan.

Y la persona se sorprende diciendo: "Es que yo racionalmente entiendo que no debo sentir ésto... pero por más que no quiera... ¡lo siento!"

Hay razones para que así sea.

Se pueden trabajar (y no solo a nivel racional, sino principalmente emocional) para poder por fin acomodar piezas en el interior y que la persona por fin actúe tranquila, segura, definida, y clara en lo que decide y lo que siente.

Si estás en ésta batalla campal entre tus emociones y pensamientos, busca espacios donde poder volcar ambos contenidos en manos seguras, maduras, responsables y en lo posible profesionales, y entenderás a lo que me refiero.

Son partes tuyas que necesitan encontrar sostén y al mismo tiempo iluminación en sus zonas más confusas y oscuras.

Pero el principal protagonista en todo ese proceso de superación personal, es la persona misma. Necesita con valentía, esfuerzo, dedicación y confianza... transitar todo ese camino de aclaraciones, y firmezas internas en sus decisiones.

Sentir y pensar pueden parecerse a dos trabajadores remangados y motivados, cada uno desde su puesto, pero con un mismo objetivo en la tarea conjunta: que tu interior se desbloquee, se equilibre, se libere y pueda producir lo mejor de ti.

Ps. Patricia Cabrera Sena
SuConsulta.com - 17 años ofreciendo tratamientos de apoyo psicológico en línea en sesiones de una hora y media por chat escrito. Agradecemos a quienes copien nuestros textos que respeten la autoría y citen la fuente.