Blog de SuConsulta.com

Algunas reflexiones sobre temas frecuentemente presentes en nuestras consultas

Lo sano siempre es duradero

¿Sabes cuándo una pareja realmente tiene un buen pronóstico? Cuando te hace mejor persona. Una relación sana y plena... siempre será una relación duradera.

Compartir:

Muchas veces las madres se me acercan intentando ayudar a sus hijos jóvenes en sus relaciones.

Ellas tratan de adelantarse a las hojas del calendario y adivinar el futuro que les espera a sus hijos con "esa chica" o "ese chico"... entre otras cosas porque no los ven felices... y les preocupa esa felicidad... afirman que no dedicaron toda una vida a la formación, educación, sacrificio y entrega de amor infinito a un ser que no sepa luego ya de adulto: cuidar su felicidad.

Desean con toda su alma que su hijo o hija sepa "elegir bien" esa compañía que le seguirá los pasos toda la vida... que construirá con él un hogar... una familia.

El comienzo de todo ese trayecto será la pareja... la base en la que se apoyará todo.

Por eso a muchos padres les importa tanto que esa elección sea buena... acertada.

Mi respuesta siempre es la misma: ¿ese hijo o hija se siente él mismo en esa relación? ¿lo ves pleno y seguro con él mismo? ¿está más feliz que preocupado? ¿al lado de su pareja se alivia y relaja... o se tensiona y angustia? ¿la pareja lo motiva a ser él mismo, a que siga con sus sueños... a que vuele con sus propias alas hacia sus propios objetivos... o su pareja lo arrastra con desesperación a que haga su propio vuelo, y lo castra en el suyo? ¿ves en tu hijo o hija más miradas de impotencia y desconcierto que de alegría y motivación?

Claro que en el mundo de los jóvenes ésta es una lección que aún están por aprender... pero es importante que lo lean en alguna parte que:

La relación plena... a la edad que sea... desde los comienzos de la vida hasta los últimos tiempos... siempre nos llevará a ser nosotros mismos y a estar orgullosos de serlo.

Nos aplaudirá en nuestras formas de ser y pensar... nos respetará aunque piense diferente... nos admirará con efusión en cada logro... y nos motivará a levantarnos luego de cada caída porque creerá ciegamente en nuestro potencial y porque ama vernos felices... apenas quedamos serios extraña nuestra sonrisa... y la reclama. Y si se ven muchas diferencias en las formas de ser... de vivir... de pensar... o de disfrutar la vida... busca hablar esas diferencias... trabajarlas... para no perderse uno al otro, para no sacrificar partes esenciales de uno mismo.

La pareja que te haga pensar, mejorar, crecer, avanzar, reír, disfrutar, sensibilizarte, e incluso en los momentos apropiados llorar... es una pareja que te está diciendo: "Te quiero tal cual eres, y quiero que jamás sueltes tus formas, ni tus sueños... quiero estar contigo en cada vuelo... sin soltar el mío propio... y construir juntos algo único, nuestro, comprometido, sólido. Costará... nos caeremos muchas veces, no siempre será fácil levantarse... pero elijo estar contigo en todo ésto porque te amo y te acepto tal cual eres... soy feliz cuando te veo feliz, y siento que te pasa lo mismo conmigo. Tenemos códigos parecidos, que ya conocemos. Y otros por aprender... pero me emociono y siento que estoy viva (o vivo) al lado tuyo haciendo éste recorrido... por todo ésto te elijo a mi lado y no te suelto la mano.

El amor sano siempre da vida. Siempre quiere más y motiva. Jamás se cansa. Cada día es un desafío nuevo. Y eso genera sonrisas aún a través de las lágrimas y las presiones.

El mejor pronóstico es que al lado de esa persona te sientas bien... en armonía... contigo mismo... siendo tu... libre... y en muchos momentos feliz y agradecido.

Ps. Patricia Cabrera Sena
SuConsulta.com - 17 años ofreciendo tratamientos de apoyo psicológico en línea en sesiones de una hora y media por chat escrito. Agradecemos a quienes copien nuestros textos que respeten la autoría y citen la fuente.