Blog de SuConsulta.com

Algunas reflexiones sobre temas frecuentemente presentes en nuestras consultas

Hablemos...

No todos tenemos el mismo tiempo para abrirnos al diálogo. No siempre coincidimos con los tiempos del otro. Intentemos respetar los tiempos personales, solo así nos entenderemos mejor, y será mucho más productivo el intento de acercarnos.

Compartir:

El tiempo de cada uno...

¿Has notado que hay personas que aunque tu les recomiendes que hagan algo... se resisten... llenos de argumentos... y tiempo después... quizás incluso años... hacen lo que les sugerías?

Es simple. Tu estabas preparado para actuar tu consejo. El otro aún no.

Lo que para uno puede resultar sencillo y claro... para el otro es como si se le hablara en otro idioma... su psiquismo aún no capta lo que otros ven... su mente aún necesita procesar las cosas... tiene sus tiempos internos para asimilar hechos, para ordenar prioridades, para quitarse miedos, para animarse al riesgo, para poder decidir algo.

Su historia lo hizo quizás más precavido... o con más miedos... necesita más tiempo para poder decidir lo que en verdad es lo mejor para él.

Las historias nos condicionan. Y los tiempos personales no siempre coinciden.

Algunos tienen una capacidad de riesgo más desarrollada... otros por lecciones de su vida aprendieron que lo mejor es tener precaución, anticipar las cosas, analizarlas mejor.

Nuestra personalidad nos lleva a tener aperturas ... o cierres... ante una misma situación dos personas pueden actuar bien diferente, y ambas tener sus sólidas explicaciones de por qué reaccionaron así.

Y a la hora de hablar con otro, de llegar a acuerdos a través de un diálogo sincero, buscando soluciones a problemas, aclarando confusiones, reconociendo errores, descubriendo las diferencias que a veces nos separan... descubrirán que cada uno tendrá su tiempo personal para poder llevar a cabo un diálogo así.

Aunque sea con la mejor intención... si el otro no está preparado... reaccionará mal... y tu lo puedes mal interpretar.

Si el otro se cierra no siempre será por llevarte la contra... por generar más tensiones... no siempre se trata de aumentar los puntos de fricción.

A veces tan solo se trata de esa medicina que algunos necesitan tomar más que otros: el tiempo.

Con el paso del tiempo, muchos por fin ven las cosas mejor.

Claro que no por esperar al otro, tu tienes que detener tu vida.

Siempre puedes decidir un rumbo nuevo... el otro no tiene que encadenarte por tener tiempos más lentos que los tuyos.

Puedes decidir si esperar o no al diálogo.

Y ser siempre sincero con el otro: "la vida corre... no puedo esperar más para que proceses y entiendas lo que te he dicho".

A veces simplemente no es el tiempo de entendernos. Quizás ese tiempo no llegue nunca porque al transitar la vida muchos destinos cambian, muchos crecimientos personales que parecían juntos... se separan, muchos lenguajes compartidos pasan a ser idiomas extraños... y los intentos de un reencuentro, agotan, entristecen y decepcionan.

Respetemos los tiempos del otro sin dejar de respetar los nuestros. No exijamos al otro lo que no puede entender.

Para él tu le hablas en códigos extraños a veces.

Recuerda siempre, el diálogo constructivo y sincero es la mejor forma de relacionarnos con el otro... también es la mejor forma para que los demás nos sepan, y nos respeten... pero no siempre coincidiremos todos a la hora de abrirnos a un diálogo maduro y responsable... tocará asimilar esa gran diferencia... y asumirla para que no se vuelva otro punto de fricción que nos enoje y nos aleje más de esa persona.

Ps. Patricia Cabrera Sena
SuConsulta.com - 17 años ofreciendo tratamientos de apoyo psicológico en línea en sesiones de una hora y media por chat escrito. Agradecemos a quienes copien nuestros textos que respeten la autoría y citen la fuente.