Blog de SuConsulta.com

Algunas reflexiones sobre temas frecuentemente presentes en nuestras consultas

Baña de oro tus grietas

Qué sabiduría más profunda significa el simple hecho de unir los trozos de una pieza rota... con oro. Remarcar las heridas. Volverlas valiosas. Juntar las partes rajadas, fracturadas, de nuestra historia... con uno de los contenidos más valiosos de nuestro planeta. El oro.

Compartir:

"Hoy aprendí que los japoneses creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, se vuelve más hermoso; y por eso reparan objetos rotos rellenando sus grietas con oro o plata (kintsukuroi). En lugar de tratar de ocultar los defectos y grietas, estos se acentúan y celebran, ya que ahora se han convertido en prueba de la imperfección y la fragilidad, pero también de la resiliencia, la capacidad de recuperarse y hacerse más fuerte" (autor desconocido).

Excelente enseñanza oriental la que nos cuenta éste relato de hoy.

En nuestra cultura la mayoría de las "grietas" emocionales, malos momentos, heridas del pasado... suelen ocultarse, reprimirse, no comentarse, no hablarlas.

Es más, se aplaude al que las calla y las soporta solo. Se lo considera fuerte porque sobrelleva sus problemas emocionales en silencio como una carga que no puede ni debe compartir con otros.

En terapia una de los primeros aspectos a trabajar es ese: desmitificar al que se considera "fuerte" por callar... y hacerle ver al paciente que por el contrario: es más valiente y resistente aquel que enfrenta sus problemas, que los deposita en vínculos seguros (como es con su terapeuta) donde lo ayudarán a sobrellevar la carga que arrastró por años en silencio, en terapia el paciente aprende que una persona más sana es la que aprende a compartir el peso de sus angustias, porque no es tarea para nada sencilla hablar y exponer sus conflictos... sus grietas.

Pero qué sabiduría más profunda significa el simple hecho de unir los trozos de una pieza rota... con oro.

Remarcar las heridas.

Volverlas valiosas.

Juntar las partes rajadas, fracturadas, de nuestra historia... con uno de los contenidos más valiosos de nuestro planeta. El oro.

El oro que se usa para embelesar, para cautivar, un producto de valor altamente costoso para muchos... sea el adhesivo de nuestras partes fragilizadas, destrozadas, desmembradas de nuestro psiquismo.

Y muchos dirán: ¿Y por qué resaltar tanto las heridas? ¿no sería mejor borrarlas en lugar de realzarlas?

Ahí se resume justamente el secreto de tanta sabiduría: porque las heridas nos enseñan, nos enfrentan a nosotros mismos, a nuestras capacidades de reconstrucción, porque las grietas nos desafían suponiendo que en lugar de restaurarnos, nos hundiremos... porque las grietas nos dejan en evidencia sobre nuestros potenciales como soldados que batallan la vida, nos muestran las estrategias de sobrevivencia, nos enseñan sobre quiénes son los que nos rodean, con quiénes contar y a quienes descartar, las grietas dan un giro sustancial a nuestro sentido de vida, resignificamos muchas cosas importantes: realidades, relaciones, decisiones, destinos.

Los japoneses aprendieron de un modo muy efectivo y profundo el valor real de nuestras grietas.

Y por eso ponen tanto esmero en destacarlas.

Jamás las olvidarán.

Deja que el oro una tus partes rotas. No ocultes tus grietas. Resáltalas como si fuesen un escalón que te permite subir más alto en la escalera de tu vida. Superándote. Animándote. Recordándote lo que vales, la capacidad que has tenido de sobrevivir y avanzar.

Baña tus grietas con oro... Jamás las olvides, mientras sigas viviendo, progresando y creciendo.

Ps. Patricia Cabrera Sena
SuConsulta.com - 17 años ofreciendo tratamientos de apoyo psicológico en línea en sesiones de una hora y media por chat escrito. Agradecemos a quienes copien nuestros textos que respeten la autoría y citen la fuente.